Vivencias

cicatriz cáncer de mama

Mi cicatriz, señal de victoria

Recuerdo que después de tres meses acabada la última sesión de la quimioterapia subcutánea, aún me quedaba por delante casi 5 años de tratamiento hormonal con la pastilla “mágica”, el tamoxifeno, una medicación que también tiene sus efectos secundarios: algún dolor muscular, días de cansancio, pérdida de memoria, despistes e insomnio.

El rincón de mi cajita rosa – Remember

Se suele decir que no es bueno mirar demasiado al pasado, y más si te ha tocado vivir momentos difíciles, pero por mucho que te duela, a veces está bien recapitular para comprender el valor de la vida. En mi caso, sé que tengo una nueva oportunidad y debo exprimirla al máximo, porque de vida sólo hay una.

nueva vida después del cáncer

Nueva vida después del cáncer

Vivimos la vida sin darnos cuenta de todo lo que tenemos. Podemos levantarnos, dar a un interruptor y se enciende una luz, dar un giro a un grifo y nos sale agua. Tenemos una familia y unos amigos, que cuando necesitamos cualquier cosa descolgamos el teléfono y llamamos. Mirar a tu hijo y poder acariciarle. Parece todo muy normal, pero no lo sabemos valorar, hasta que, por una grave enfermedad, vemos que es posible que todo eso lo podamos perder.

La sexualidad con la quimioterapia

Me gustaría hablar sobre la sexualidad durante el tratamiento en la quimioterapia. Parece un tema tabú en este sector. Los profesionales te informan sobre la fertilidad, en caso de persona joven, en edad fértil, te recomiendan guardar óvulos, ya que la quimioterapia puede retirar la menstruación. Pero en el tema de la sexualidad no explican las consecuencias y efectos que produce la quimio.

nunc sit diam Sed tristique adipiscing venenatis Ir arriba